Mejores tocadiscos de los picapiedra

Cualquier tocadiscos hace 2 funciones primordiales y fundamentales. La primera, suministra un interfaz duradero que propicia girar los discos de vinilo con una velocidad permanente y segura. En segundo lugar, permite que una aguja explore el surco del vinilo y examine y traduzca la información almacendada. Del mismo modo, existe una gran variedad en los materiales y de construcción que puede marcar la diferencia en cómo suena.

Si compras discos para lograr un gran sonido analógico, necesitarás escucharlos en algo bastante mejor que un típico tocadiscos de los picapiedra todo en uno, adquirido en una tienda del montón. Las características y los materiales constituyen la diferencia entre uno u otro tocadiscos. Esta lista apunta las características fundamentales que hacen que un tocadiscos suene mejor que cualquier otro modelo.

Estos son los mejores tocadiscos de los picapiedra

Esta guía de compra la hemos creado analizando las diferentes críticas, de los usuarios no hay nada más eficiente que saber lo que expresan los que ya han probado.

Consejos de compra

¿Dónde adquirir un tocadisocos?

Existen decenas de tocadiscos baratos en Amazon que le ofrecerán una increíble relación calidad coste. Antes de escoger un modelo u otro echa un ojo a las críticas, posteriormente valora si cumple con tus exigencias y en último lugar revisa por cuanto te va a salir.

Algunas partes pueden reemplazarse

Plato: Es el plato en el cual se coloca el disco. Elegir una bandeja algo más pesada siempre será preferible porque disminuye bastante las vibraciones que se producen.

El brazo: Es la sección que se mueve a través del disco, facilitando que la aguja establezca contacto con el disco.

La aguja: Es una de las partes más fáciles de cambiar. La aguja es responsable de la exactitud de la propagación del sonido y ha de ser sustituida cada 850 o 900 horas aproximadamente.

¿A qué velocidad gira un disco de vinilo?

Existen 3 modelos diferentes de discos. Se mueven a diferentes velocidades, medidas en revoluciones por minuto (RPM). Todos los dispositivos incorporan un interruptor para seleccionar la velocidad que hay que cambiar manualmente dependiendo del modelo de disco que se use.

Un vinilo de siete pulgadas se reproduce a 45 rpm. Esto normalmente se ajusta a unos 5 minutos de música por cada lado y se utiliza para los singles.

Un vinilo de doce pulgadas se reproduce a 33 RPM. Comunmente nos da hasta veintiún minutos de música por cada lado. Prácticamente todos los álbumes que nos encontramos en una tienda son de doce pulgadas.

Por último y más extraño es el de diez pulgadas. Son vinilos más antiguos que van a 78 RPM.

Califica este artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...